El síndrome de ovario poliquístico y la microbiota

El síndrome de ovario poliquístico

y la microbiota

Síndrome de ovario poliquístico (SOP), a día de hoy, la Medicina está centrando sus esfuerzos en conocer también los mecanismos que producen esta  y otras enfermedades que afectan a las mujeres, como la endometriosis, y su relación con la microbiota.

Se ha evidenciado en numerosos estudios científicos el nexo común que existe entre la salud femenina y la población bacteriana intestinal, que marcará los parámetros del estado de salud de las mujeres en función de su equilibrio y composición en momentos de cambio hormonal como el embarazo o la menopausia. 

Que es el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

El Síndrome de Ovario Poliquístico se caracteriza por una sobreproducción de las hormonas de la mujer, que puede derivar en irregularidades menstruales, infertilidad, problemas de piel y presencia de pequeños quistes en los ovarios, entre otras cosas.

Aunque todavía es necesario continuar investigando con respecto a este síndrome, las últimas investigaciones que se han realizado ya arrojan luz sobre la relación que tiene con la microbiota y cómo un tratamiento probiótico puede conseguir mejorar lo síntomas de las mujeres que lo sufren.

Uno de los estudios que llegó a esta conclusión fue el realizado por los investigadores del departamento de Endocrinología y Metabolismo de la Universidad de Shanshai, en colaboración con la Human Nutrition Research Center de la Universidad de Boston. En él, trabajaron con 33 pacientes afectadas por el SOP que también sufrían obesidad.

Síndrome del Ovario Poliquístico y disbiosis

Lo científicos tomaron muestras del ADN bacteriano intestinal de estas pacientes, con las que pudieron descubrir que presentaban un importante estado de disbiosis, es decir, de desequilibrio de la microbiota. Con respecto al grupo control, las pacientes con SOP tenían una presencia mayor de bacterias negativas, como Bacteroides, Escherichia o Shigella, mientras que las positivas, como la Akkermansia, tenían sus poblaciones diezmadas.

Con los resultados aportados por el análisis del ADN bacteriano, los investigadores concluyeron que “modificar el patrón nutricional de las pacientes y corregir el estado de disbiosis que presentan, utilizando una integración probiótica específica, podría ser de gran ayuda en la gestión de enfermedades metabólicas, como la obesidad o el síndrome del ovario poliquístico”.

Probióticos específicos en el Síndrome del Ovario Poliquístico

Como siempre, para que la integración funcione, es necesario que los probióticos que se utilicen sean de 4ª generación, es decir, resistentes al ácido del estómago y capaces de crear colonias permanentes en el intestino, dado que, si no, no se conseguirán los resultados que se buscan.

Utilizar probióticos específicos de derivación humana podría ser de gran ayuda en la gestión de algunas enfermedades metabólicas.

  • #NBlog
Omega 3 y vida: fertilidad, embarazo y lactancia

Omega 3 y vida: fertilidad, embarazo y lactancia

Se estima que un 15% de las parejas tienen algún problema de fertilidad. Los hábitos de vida, el sedentarismo, el estrés y, por supuesto, la alimentación, van a influir en nuestra capacidad reproductiva. Entre los nutrientes que parecen tener un papel clave en...
Leer más
Probióticos de Derivación Humana

Probióticos de Derivación Humana

Para que puedan ser eficaces, se aconseja elegir probióticos de derivación humana, es decir, aquellos formulados con microorganismos que forman parte, de manera natural, de la composición de nuestra microbiota. Cuando se habla de bacterias, el imaginario...
Leer más
Microbiota vaginal y salud hormonal femenina

Microbiota vaginal y salud hormonal femenina

Hasta hace unos años, escuchar hablar de microbiota intestinal, microbiota vaginal, microbiota de la piel en las consultas médicas era una excepción. A día de hoy, la investigación ha avanzado tanto que la evidencia científica hace imposible negar la importancia que los billones...
Leer más
  • Puede que también te interese
Microbiota Pulmonar: el Eje Intestino-Pulmón

Microbiota Pulmonar: el Eje Intestino-Pulmón

Con una superficie de 75 metros cuadrados y una exposición directa al ambiente, los pulmones se encuentran entre los sitios más expuestos a la llegada de bacterias, virus y hongos. En el pasado, los estudios subrayaron la esterilidad absoluta, en condiciones no...
Leer más
Akkermansia: de biomarcador a protagonista en el metabolismo

Akkermansia: de biomarcador a protagonista en el metabolismo

Akkermansia muciniphila supone un 3-5% de la microbiota intestinal en individuos sanos. Se trata de una bacteria degradadora de mucina (principal constituyente de la capa de moco protectora que recubre al epitelio intestinal). Su importancia...
Leer más
Dispepsia funcional: qué es y su relación con la microbiota

Dispepsia funcional: qué es y su relación con la microbiota

«La dispepsia se define como un conjunto de síntomas que pueden ser continuos o presentarse de forma intermitente, y que pueden implicar dolor abdominal, malestar, sensación de plenitud precoz tras las comidas, pesadez en la zona del estómago, entre otros.» Vamos a profundizar...
Leer más

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Femelle
Contenido protegido