10% de descuento con el cupón NUTRI10 - COMPRAR AHORA

Probióticos vaginales: beneficios del Lactobacillus crispatus en la mujer

probioticos vaginales

Conocer la composición de la microbiota vaginal y seleccionar los probióticos vaginales adecuados puede ser de utilidad en diferentes trastornos y alteraciones urogenitales. En este artículo os damos las claves para entender este micromundo y ayudar a equilibrarlo.

¿Qué es la microbiota vaginal?

La microbiota es el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro cuerpo y nos ayuda a mantener un estado de salud. Aunque la microbiota intestinal es la más conocida, hoy en día sabemos que tenemos una comunidad microbiana particular en cada superficie de nuestro cuerpo. Hablamos de la microbiota oral, la dermobiota o microbiota cutánea, la microbiota pulmonar y, por supuesto, la microbiota vaginal.

Una microbiota vaginal en equilibrio es fundamental para protegernos frente a infecciones por patógenos, como algunas bacterias y hongos e, incluso, frente a virus.

La microbiota vaginal en mujeres sanas se caracteriza por tener una baja diversidad de microorganismos y estar dominada por diferentes especies de Lactobacillus. Este tipo de bacteria se considera un biomarcador de la salud vaginal. La especie más abundante en la microbiota vaginal es Lactobacillus crispatus, junto a L. gasseri, L. iners y L. jensenii.

La composición del vaginoma no es estática, va a cambiar en las distintas etapas de la vida y con las fluctuaciones hormonales. Esto ocurre porque la abundancia de lactobacilos se ve afectada por los niveles hormonales, especialmente dependiente de la fluctuación de los estrógenos. Los estrógenos incrementan el glucógeno en el epitelio vaginal y este sirve como fuente de energía para los lactobacilos vaginales. En la niñez y también en la menopausia los niveles de estrógenos son más bajos y esto hace que el epitelio vaginal sea más fino, reduciéndose los niveles de lactobacilos respecto a las etapas fértiles.  

Los lactobacilos vaginales y, particularmente, Lactobacillus crispatus cuentan con diferentes estrategias para proteger este ecosistema vaginal:

  • Producen ácido láctico que ayuda a mantener el pH vaginal en un rango óptimo (sobre pH 4-5) y a controlar el crecimiento de uropatógenos.
  • Algunas especies de lactobacilos como Lactobacillus crispatus o L. jensenii producen peróxido de hidrógeno que tienen una acción antimicrobiana.
  • Otra herramienta para contrarrestar microorganismos patógenos es la producción de bacteriocinas, sustancias con una acción similar a los antibióticos pero mucho más específicas.
  • Algunas especies producen biosurfactantes, se trata de sustancias que dificultan la formación de biofilms por parte de bacterias patógenas.
  • Los lactobacilos vaginales también tienen la capacidad de co-agregarse con patógenos e impedir su adhesión a nuestro epitelio. Además, modulan la respuesta del sistema inmune.

Debido al papel de los lactobacilos en la protección y equilibrio de la microbiota vaginal algunos, como Lactobacillus crispatus, se han seleccionado como probióticos vaginales para la salud de la mujer.

Causas del desequilibrio de la microbiota vaginal

Diferentes factores pueden alterar el equilibrio de la microbiota vaginal. El uso de antibióticos y otros fármacos puede afectar a la composición de nuestra microbiota en general y favorecer el desequilibrio o disbiosis de la microbiota vaginal. 

Ciertos hábitos de vida tienen un impacto negativo en el ecosistema vaginal, como el consumo de tabaco y otros tóxicos, además del estrés. Algunos elementos de higiene íntima como los tampones o prácticas como los lavados vaginales también contribuyen a la disbiosis de la microbiota vaginal.

¿Qué son los probióticos vaginales?

Como ya hemos visto el equilibrio de la microbiota vaginal y la dominancia de lactobacilos es clave para la salud urogenital. Por ello, aumenta el interés en encontrar probióticos vaginales para modular este ecosistema.

Los probióticos vaginales son lactobacilos propios del tracto vaginal que, suministrados en las cantidades adecuadas, confieren un beneficio para la salud urogenital. También podemos encontrarlos en el mercado como “probióticos para mujeres”.

Beneficios del uso de probióticos vaginales

Se han probado diferentes especies de probióticos vaginales para mejorar distintos trastornos de salud femenina. Es el caso de Lactobacillus crispatus cuya aplicación tópica ha demostrado reducir la recurrencia de infecciones genitourinarias en mujeres.

Lactobacillus crispatus produce bacteriocinas frente a diferentes microorganismos patógenos habituales en el tracto genitourinario como E. coli o Klebsiella que pueden causar cistitis, bacterias que producen vaginosis o estreptococos del grupo B cuya presencia es realmente preocupante en el embarazo. 

Lactobacillus crispatus también ha demostrado inhibir la formación de hifas por parte de C. albicans, reduciendo de este modo su virulencia.

Por tanto, el uso de probióticos vaginales parece de interés tanto en infecciones bacterianas como fúngicas, así como, para tratar infecciones agudas o recurrentes.

¿Cómo saber si necesito utilizar un probiótico vaginal?

Se puede necesitar emplear probióticos vaginales en distintas circunstancias. Por ejemplo, tras la toma de antibiótico, ya que este tipo de fármacos alteran la parte bacteriana de la microbiota y pueden favorecer el desarrollo de candidiasis. Por este motivo, la aplicación de probióticos para reequilibrar la microbiota vaginal puede ser de utilidad tras o durante la terapia antibiótica.

Cuando hay infecciones genitourinarias recurrentes, picores u alteraciones en el flujo vaginal también se puede recurrir a un probiótico vaginal.

Además, puede ser de utilidad aportar probióticos vaginales a base de lactobacilos cuando se suceden cambios hormonales, como en la menopausia. Ya se ha mencionado la estrecha relación entre los niveles de ciertas hormonas y la abundancia de lactobacilos.

Otra etapa donde es crucial tener la microbiota vaginal en equilibrio es durante el embarazo y, especialmente, en el parto. Puesto que durante el parto vaginal los bebés son colonizados por microbios vaginales y éstos conformarán su microbiota.

probioticos vaginales

Enfermedades relacionadas con la composición de la microbiota vaginal

Hay diferentes trastornos que se asocian con la alteración de la microbiota vaginal o del tracto genitourinario. Es el caso de la vulvovaginosis causada por bacterias u hongos, también la cistitis e, incluso, puede estar implicada esta disbiosis en la hipofertilidad.

Candidiasis vaginal

La candidiasis vaginal es una infección causada por el hongo Candida, principalmente por la especie C. albicans, pero también pueden estar implicadas otras especies. Los síntomas más frecuentes son el picor, las secreciones vaginales anormales o el edema. Se estima que el 75% de las mujeres sufrirán al menos un episodio de candidiasis vaginal en su vida.

El tratamiento habitual se basa en antifúngicos, que en muchos casos pueden aplicarse como óvulos. Sin embargo, no siempre es efectivo este tipo de tratamientos. ¿Podemos emplear probióticos vaginales en estos casos? Sabemos que algunas especies de lactobacilos tienen la capacidad de inhibir el crecimiento de Candida, por lo que aportar probióticos vaginales que contengan estos microorganismos parece de utilidad.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es otro de los trastornos que está causado por una disbiosis de la microbiota vaginal, este desequilibrio microbiano se caracteriza por el sobrecrecimiento de patógenos como Gardnerella, Prevotella o Atopobium. La hinchazón de la zona, el picor y el flujo vaginal con olor desagradable son algunos de los síntomas  y signos más frecuentes. 

El tratamiento habitual que pautan los facultativos es a base de antibióticos. Pero son cada vez más los estudios que revelan la utilidad de emplear probióticos, tanto vaginales como orales, para mejorar la vaginosis bacteriana. Esta Microbioterapia puede realizarse, bien en combinación con los fármacos, o como terapia única.

Cistitis

La cistitis es una infección que afecta a la vejiga y su causa puede ser bacteriana. En ese caso, lo más frecuente es que se deba a una infección por E. coli. La sintomatología de la cistitis incluye la sensación contínua de ganas de orinar, el ardor al miccionar, molestias pélvicas e, incluso, llega a aparecer sangre en orina.

El tratamiento habitual para la cistitis incluye el uso de antibióticos y en algunos, se emplean analgésicos. Pero, no siempre son efectivos pues algunos uropatógenos presentan resistencias a antibióticos o tienen la capacidad de formar biopelículas que complican su eliminación.

La modulación de la microbiota urogenital emplerando probióticos vaginales parece de utilidad en el tratamiento de la cistitis bacteriana. Las mujeres con infecciones de orina recurrentes tienen una microbiota vaginal con menor presencia de lactobacilos productores de peróxido de hidrógeno y mayores tasas de colonización con E. coli. Los microorganismos probióticos L. crispatus o L. jensenii han demostrado inhibir de forma significativa la colonización con E. coli.

Fertilidad

El equilibrio de la microbiota genital también parece relevante para la fertilidad. La microbiota vaginal y endometrial de mujeres con hipofertidad muestra una menor presencia de lactobacilos. Por lo que la modulación de su composición se revela como una de las intervenciones que pueden llevarse a cabo para mejorar la fertilidad femenina.

Endometriosis

La endometriosis es una patología inflamatoria crónica que afecta a un 15% de mujeres en edad fértil. Se caracteriza por la implantación de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina, como los ovarios, las trompas de Falopio o la cavidad abdominal. Causa dolor pélvico y alteraciones en el ciclo menstrual, además, son frecuentes los problemas para lograr un embarazo.

En mujeres con endometriosis se describe la alteración de la microbiota intestinal, con el incremento de Proteobacterias, y de la microbiota del tracto reproductor. En este sentido, se ha encontrado que en la microbiota de la vagina y cérvix de estas pacientes es mayor la presencia de especies causantes de vaginosis y menor la abundancia de lactobacilos.

Estudios preclínicos han revelado la utilidad de algunas especies de Lactobacillus para reducir la inflamación y el crecimiento del tejido endometrial.

Microbioterapia

La Microbioterapia plantea el uso de microorganismos probióticos de cuarta generación y de derivación humana, dentro de una estrategia a 360º de cuidado de la salud, para revertir un estado de disbiosis.

El uso de probióticos vaginales se presenta como una estrategia de Microbioterapia eficaz en muchas alteraciones del tracto genitourinario.

Compartir artículo:

Bibliografía
  • Afifirad R, Darb Emamie A, Golmoradi Zadeh R, Asadollahi P, Ghanavati R, Darbandi A. Effects of Pro/Prebiotics Alone over Pro/Prebiotics Combined with Conventional Antibiotic Therapy to Treat Bacterial Vaginosis: A Systematic Review. Int J Clin Pract. 2022 Apr 21;2022:4774783. doi: 10.1155/2022/4774783.
  • Barrientos-Durán A, Fuentes-López A, de Salazar A, Plaza-Díaz J, García F. Reviewing the Composition of Vaginal Microbiota: Inclusion of Nutrition and Probiotic Factors in the Maintenance of Eubiosis. Nutrients. 2020 Feb 6;12(2):419. doi: 10.3390/nu12020419.
  • De Seta F, Lonnee-Hoffmann R, Campisciano G, Comar M, Verstraelen H, Vieira-Baptista P, Ventolini G, Lev-Sagie A. The Vaginal Microbiome: III. The Vaginal Microbiome in Various Urogenital Disorders. J Low Genit Tract Dis. 2022 Jan 1;26(1):85-92. doi: 10.1097/LGT.0000000000000645.
  • Lehtoranta L, Ala-Jaakkola R, Laitila A, Maukonen J. Healthy Vaginal Microbiota and Influence of Probiotics Across the Female Life Span. Front Microbiol. 2022 Apr 8;13:819958. doi: 10.3389/fmicb.2022.819958.
  • Petrova MI, Lievens E, Malik S, Imholz N, Lebeer S. Lactobacillus species as biomarkers and agents that can promote various aspects of vaginal health. Front Physiol. 2015 Mar 25;6:81. doi: 10.3389/fphys.2015.00081.
  • Rostok M, Hütt P, Rööp T, Smidt I, Štšepetova J, Salumets A, Mändar R. Potential vaginal probiotics: safety, tolerability and preliminary effectiveness. Benef Microbes. 2019 Apr 19;10(4):385-393. doi: 10.3920/BM2016.0123.
  • Uzuner C, Mak J, El-Assaad F, Condous G. The bidirectional relationship between endometriosis and microbiome. Front Endocrinol (Lausanne). 2023 Mar 7;14:1110824. doi: 10.3389/fendo.2023.1110824.
  • van der Veer C, Hertzberger RY, Bruisten SM, Tytgat HLP, Swanenburg J, de Kat Angelino-Bart A, Schuren F, Molenaar D, Reid G, de Vries H, Kort R. Comparative genomics of human Lactobacillus crispatus isolates reveals genes for glycosylation and glycogen degradation: implications for in vivo dominance of the vaginal microbiota. Microbiome. 2019 Mar 29;7(1):49. doi: 10.1186/s40168-019-0667-9.
  • Wang S, Wang Q, Yang E, Yan L, Li T, Zhuang H. Antimicrobial Compounds Produced by Vaginal Lactobacillus crispatus Are Able to Strongly Inhibit Candida albicans Growth, Hyphal Formation and Regulate Virulence-related Gene Expressions. Front Microbiol. 2017 Apr 4;8:564. doi: 10.3389/fmicb.2017.00564.
probioticos humanos cuarta generacion bromatech
  • #NBlog
Dispepsia Funcional: qué es y síntomas
Dispepsia Funcional: qué es y síntomas
«La dispepsia se define como un conjunto de síntomas que pueden ser continuos o presentarse de forma intermitente, y que pueden implicar dolor abdominal, malestar, sensación de plenitud precoz tras las comidas, pesadez en la zona del estómago, entre otros.» Vamos a profundizar...
Leer más
Psoriasis y microbiota: nuevas evidencias científicas
Psoriasis y microbiota: nuevas evidencias científicas
Francisco M. Codoñer y su grupo de investigadores de la Universidad de Valencia (U. Valencia) publicaron en febrero del año pasado un estudio en la revista Scientific Reports que correlaciona
Leer más
Dermobiota: la microbiota de la piel
Dermobiota: la microbiota de la piel
La piel es el órgano más extenso del ser humano, actuando como protección física, química y biológica ante agresiones externas. Estudios recientes basados en análisis de ADN revelan la existencia de ecosistemas microbianos cutáneos que se caracterizan por una gran...
Leer más
  • Puede que también te interese
Dispepsia Funcional: qué es y síntomas
Dispepsia Funcional: qué es y síntomas
«La dispepsia se define como un conjunto de síntomas que pueden ser continuos o presentarse de forma intermitente, y que pueden implicar dolor abdominal, malestar, sensación de plenitud precoz tras las comidas, pesadez en la zona del estómago, entre otros.» Vamos a profundizar...
Leer más
Resfriado común: síntomas y tratamiento
Resfriado común: síntomas y tratamiento
Llega el frío, y con él aumenta nuestra preocupación por tener un sistema inmunológico fuerte. Con la llegada del invierno, los resfriados se multiplican, y entre sus molestos síntomas podemos citar la mucosidad o...
Leer más
¿Qué son EPA y DHA?
¿Qué son EPA y DHA?
El Omega 3 es un ácido graso poliinsaturado de cadena larga que realiza funciones esenciales para nuestra salud y que necesitamos adquirir con la dieta, porque nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlo por sí mismo. Como sabemos hay diferentes formas de Omega 3, entre ellas...
Leer más

Mantente al día de las últimas novedades en salud y microbiota con nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y sé el primero en enterarte de todas nuestras ofertas y promociones.