Saccharomyces boulardii SP92

#Enciclocepa

Levaduras

Saccharomyces cerevisiae

Saccharomyces boulardii SP92

Saccharomyces boulardii SP92

Los hongos son diferentes a las bacterias. El tamaño de sus células es mucho mayor (unas 5 o hasta 10 veces), al igual que su complejidad. Pertenecen al dominio de las Eucariotas, igual que las células humanas. Son resistentes a antibióticos, y sólo hay una especie que se utiliza como probiótico, el S. boulardii.

Lleva prácticamente un siglo siendo estudiada, por lo que se conocen muchas de sus características y beneficios, donde algunas de ellas son:

  • Su resistencia: es altamente resistente a diferente pH (ácido o alcalino), temperatura y sales biliares.
  • Su actividad microbicida; nos protege frente a infecciones de diferentes formas:
    • Es capaz de acidificar el medio donde vive, lo que mantiene a raya muchos microorganismos infecciosos.
    • Estimula la síntesis de IgA, que es un tipo de anticuerpo.
    • Se une a patógenos y bloquea su capacidad de adhesión al epitelio intestinal.
    • Sintetiza péptidos antimicrobianos, que funcionan como antibióticos.
    • Modula positivamente la respuesta inmune, optimizando sus funciones.
    • Sus betaglucanos, presentes en la membrana, protegen del estrés oxidativo y de los radicales libres (actúan como antioxidantes), e incluso inhiben el crecimiento de células cancerígenas.
    • Aumenta la producción de butirato, que además de tener un efecto antimicrobiano, también es antidiarreico.
  • Efecto nutricional: es capaz de estimular la liberación de enzimas digestivas como la sucrasa, lactasa o maltasa, entre otros. Esto es de utilidad en pacientes con intolerancias, mejorando su digestibilidad.

Cabe destacar que entre cepas de S. boulardii existe poca diferencia genética, con lo que las funciones entre distintas cepas son muy similares. Esto se debe a que el nombre de S. boulardii es en realidad Saccharomyces cerevisiae sub boulardii, por lo que hablamos de una subespecie (una categoría dentro de la propia especie). Es decir, ‘boulardii’ podría considerarse como una cepa.

Sus beneficios han sido probados en distintas patologías:

  • Se conoce la capacidad de S. boulardii para contrarrestar el sobrecrecimiento o infección por H. pylori.
  • Asocia a la toma de antibiótico protege ante la aparición de diarreas, siendo el microorganismo con mayor porcentaje de eliminación de E. coli y C. difficile. También mejora síntomas de diarrea vírica.
  • Ha demostrado ser de utilidad frente a candidiasis, ya que su capacidad para acidificar el pH, inhibe la formación de hifas de Candida, disminuyendo tanto la adherencia, como la formación de biofilms por parte de este hongo.
  • Mejora los síntomas de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, como la hinchazón, dolor abdominal o cambios en la frecuencia de deposiciones.

¡Suscríbete a la newsletter y descarga la infografía completa de #Enciclocepa!

Contenido protegido