Ep. 24 FORTALECE TU SALUD EN LA VIDA MODERNA: HÁBITOS, EXPOSICIÓN AL FRÍO Y RESPIRACIÓN, con Antonio Valenzuela

¿La vida moderna es sinónimo de salud? ¿Vivimos de espaldas a nuestra propia naturaleza? ¿Por qué hoy nos acechan problemas y trastornos que en otras épocas de nuestra existencia no suponían una amenaza para nuestros ancestros?

En el nuevo episodio de Media Hora con Tu Microbiota echamos la vista atrás para poder mirar hacia adelante, aprendiendo del pasado con el fin de mejorar nuestra salud en el futuro. Y lo hacemos con un guía maravilloso, que se ha dedicado a estudiar pormenorizadamente todas las enseñanzas que nos dejaron nuestros ancestros y que hemos ido desoyendo con las comodidades de la vida moderna: Antonio Valenzuela Canovaca.

La salud moderna, tal y como explica Antonio en la entrevista, está amenazada por una serie de hábitos contra natura para nosotros que nos llevan a ignorar aquellas necesidades propias de nuestro cuerpo, al que tenemos totalmente desentrenado. Hablamos de los estresores de los que hoy huimos, por un lado, porque gracias a la vida moderna hemos conseguido avanzar tecnológicamente y vivir más cómodamente (eso no es malo, per se), pero que, por otro, han «reseteado» nuestro sistema inmunitario, que se encuentra sin herramientas cuando le toca de verdad enfrentar una situación de enfermedad.

La escasa exposición al frío o a la luz del sol, la falta de equilibrio y variedad en la alimentación que practicamos, la ruptura con los ritmos circadianos propios del descanso o el estrés crónico van minando la salud moderna, derivando en una serie de patologías y trastornos que comprometen lo que Antonio llama hormesis, es decir, la capacidad de nuestro organismo para mantenerse sano y enfrentar problemas de salud.

Salud en la vida moderna

¿Cómo podemos revertir esta situación? ¿Qué podemos hacer para que la salud moderna se convierta, de verdad, en una salud 360? Antonio nos habla de los hábitos que debemos cambiar y explora la vía de la modulación de la microbiota, especialmente a través de un uso terapéutico pero también preventivo de los probióticos humanos de IV Generación, como una herramienta útil para fortalecer nuestro organismo, reequilibrar nuestro intestino y favorecer el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmune.

Y es que, tal y como explica el fisioterapeuta y PNI, nuestros ancestros modulaban su microbiota de manera natural, con sus hábitos y su alimentación, sin apenas entender bien por qué eso era necesario y esencial para su salud. ¿Será verdad, entonces, que estamos totalmente desconectados de quiénes fuimos? Para reconectar con las enseñanzas de nuestros ancestros, accede al resumen del episodio en nuestro canal de Youtube o a la entrevista completa en Spotify y Ivoox.

probioticos humanos cuarta generacion bromatech

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Contenido protegido