Estreñimiento en adultos

Estreñimiento en adultos

¿Qué es el estreñimiento?

Es un término en ocasiones inespecífico, y se refiere a una anormalidad en la función intestinal que refiere el paciente. Como todos sabemos, los síntomas más comunes del estreñimiento se caracterizan por heces de consistencia dura, con una frecuencia de deposiciones menor o igual a una vez cada dos días. Además, pueden darse otras molestias intestinales asociadas.

Según las cifras oficiales, cerca de un 15-20% de la población total padece estreñimiento. En cuanto a las causas, se barajan diversas variables, postulándose como las principales una dieta inadecuada, sedentarismo, depresión y/o ansiedad, uso de fármacos, o la ingesta insuficiente de líquidos.

Sin embargo, el avance en el estudio de la microbiota alumbra un nuevo factor que es imprescindible tener en cuenta: una posible disbiosis intestinal. Se ha observado que una de las causas que lo produce es la acumulación de metano en el tracto gastrointestinal, que tiene como consecuencia una ralentización del tránsito. Esto puede ser debido a un sobrecrecimiento de microorganismos metanógenos (IMO: Intestinal Methanogen Overgrowth), es decir, a una disbiosis muy específica de nuestra microbiota.

Los estudios científicos muestran que la prevalencia de la flora productora de metano, así como niveles más altos de producción de este gas, son significativamente más altos en personas estreñidas.

De hecho, trastornos como el estreñimiento, sostenidos de forma crónica, pueden ser causa de una disbiosis, y viceversa. Una de las consecuencias del estreñimiento, por ejemplo, es la rinitis alérgica, ya que actúa el eje intestino-pulmón. Un estudio sobre casi 120 mil pacientes mostró que, en pacientes estreñidos, la incidencia de sufrir rinitis alérgica es del doble.

Además, el estreñimiento no es un trastorno aislado, como estamos viendo, sino que se relaciona con otras patologías complejas como la diabetes, la insuficiencia renal o el Párkinson.

Tratamiento del estreñimiento

Debido a lo complejo de este trastorno y a que las causas pueden variar, o desconocerse, los tratamientos convencionales suelen tener una tasa de fracaso elevada. Por lo que si alguna vez te has preguntado qué es bueno para el estreñimiento, te habrás encontrado, por ejemplo, con posibles remedios caseros y con listas de alimentos que pueden ayudar a mejorar el tránsito intestinal, pero… ¿Qué dice la evidencia científica más reciente al respecto?

  • Ingesta de fibra: aumentar la ingesta de fibra y beber abundante líquido parece mejorar la consistencia de las heces, un factor clave en el estreñimiento. Eso sí, tanto una ingesta muy baja de fibra como muy alta pueden también ser la propia causa de estreñimiento. Por eso, no todos los pacientes consiguen mejorar con esta estrategia, ya que no toda la fibra tiene las mismas propiedades. Por ejemplo, la fibra insoluble (contenida en alimentos como el pan o las harinas integrales), puede empeorar los síntomas. Sin embargo, el kiwi, el psyllium y las ciruelas parecen ser alimentos que ayudan a solucionar el estreñimiento a corto plazo. Puedes elegir también suplementos que contengan fibra soluble y prebiótica.
  • Laxantes, procinéticos y otros fármacos: pueden ser una solución a corto plazo, pero tienen efectos secundarios, y a largo plazo pueden dar reacciones adversas que empeoren el problema. Además, no tratan la causa raíz que provoca el estreñimiento.
  • Probióticos: los probióticos no tienen efectos secundarios ni contraindicaciones, y varias cepas y especies han sido sugeridas como agentes beneficiosos. Han demostrado mejorar la motilidad, disminuir los gases y mejorar la consistencia y frecuencia de las deposiciones. Esto se explica porque se han podido detectar menores niveles de actinobacterias en pacientes que padecen estreñimiento, además de mayor cantidad de metano. Las bifidobacterias son integrantes representativos de las actinobacterias, ya que conforman una parte importante de la microbiota humana autóctona. Probióticos que contengan bifidobacterias en su formulación pueden ser una estrategia efectiva en estos pacientes. Aunque debemos tener claro que los beneficios dependen de cada especie y cepa probiótica. En este sentido, lactis se ha postulado como el microorganismo probiótico con resultados más prometedores.

Con todo lo comentado, podemos afirmar que el tratamiento del estreñimiento y, en general, su remisión, depende mucho de nuestra microbiota. Reequilibrarla y repoblarla con microorganismos «buenos» nos ayudará en este proceso, para el que los probióticos humanos de IV Generación y los prebióticos formulados con fibras específicas han demostrado ser la herramienta más eficaz.

Además, tal y como se ha demostrado, la incidencia de estreñimiento es muy elevada en pacientes que sufren otro tipo de patologías. Por eso, debemos abordar su salud de manera 360º, teniendo en cuenta también su equilibrio intestinal, para poder remitir al máximo las dolencias secundarias a sus enfermedades, mejorando su calidad de vida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los probióticos son microorganismos vivos que confieren un beneficio a la salud cuando son suministrados en cantidades adecuadas. Las especies de Lactobacillus y Bifidobacterium son las más utilizadas como probióticos, pero también…
  • #NBlog
Menopausia y cambios en la composición de la microbiota

Menopausia y cambios en la composición de la microbiota

Según recientes estudios el último gran cambio hormonal en la vida de las mujeres, la menopausia, está influenciado por la componente bacteriana, nuestra querida microbiota que nos acompaña desde antes de nacer. Vamos a ver cómo la microbiota influencia esta componente hormonal.
Leer más
Diarrea del viajero y microbiota

Diarrea del viajero y microbiota

¿Qué es la diarrea del viajero? ¿Por qué es más frecuente en algunos países? ¿Cómo podemos evitarla? ¿Pueden ayudarme los probióticos? Son meses difíciles para pensar en viajar y más si pensamos en cambiarnos de país, pero con la vuelta de la nueva normalidad, vuelven nuestros planes y con ellos, la ilusión de...
Leer más
Depresión, microbiota y eje intestino-cerebro

Depresión, microbiota y eje intestino-cerebro

Actualmente, uno de los campos que despiertan mayor interés en el estudio de las enfermedades mentales en general, y de la depresión en particular, es la conexión que existe entre el sistema nervioso central (SNC) y el tracto gastrointestinal, conocida...
Leer más
  • Puede que también te interese
Menopausia y cambios en la composición de la microbiota

Menopausia y cambios en la composición de la microbiota

Según recientes estudios el último gran cambio hormonal en la vida de las mujeres, la menopausia, está influenciado por la componente bacteriana, nuestra querida microbiota que nos acompaña desde antes de nacer. Vamos a ver cómo la microbiota influencia esta componente hormonal.
Leer más
Psoriasis y microbiota: nuevas evidencias científicas

Psoriasis y microbiota: nuevas evidencias científicas

Francisco M. Codoñer y su grupo de investigadores de la Universidad de Valencia (U. Valencia) publicaron en febrero del año pasado un estudio en la revista Scientific Reports que correlaciona
Leer más
Disbiosis: el desequilibrio de la microbiota

Disbiosis: el desequilibrio de la microbiota

Nuestra microbiota nos ayuda a sintetizar nutrientes, a equilibrar la respuesta de nuestro sistema inmune, y a mantener fisiológicamente saludable nuestro epitelio intestinal (también conocido como barrera intestinal)… Pero para que nuestra microbiota pueda ejercer...
Leer más

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Adomelle
Contenido protegido