10% de descuento con el cupón NUTRI10 - COMPRAR AHORA

Estreñimiento: causas y remedios

estreñimiento

Aunque el estreñimiento es una afección muy común, no todo el mundo sabe exactamente qué es, cuáles son sus síntomas y qué lo causa. En este artículo encontrarás la respuesta a estas y otras preguntas sobre el estreñimiento.

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento es un trastorno muy frecuente, especialmente en países industrializados. Se estima que afecta al 10-15% de la población y engloba diferentes síntomas asociados con la dificultad de defecación. 

Cuando no hay una causa orgánica para padecer esta sintomatología hablamos de estreñimiento funcional, trastorno que se ha relacionado con la microbiota. Según su duración podemos estar ante un caso de estreñimiento puntual o crónico, cuando los síntomas persisten, al menos, durante tres meses.

Síntomas del estreñimiento

En general, se considera que una persona padece estreñimiento si realiza menos de tres deposiciones por semana. Sin embargo, los síntomas del estreñimiento van más allá de visitar pocas veces el baño en nuestra rutina semanal.

El estreñimiento se asocia con síntomas como los movimientos intestinales poco frecuentes, las heces duras, la dificultad para defecar, la sensación de evacuación incompleta u obstrucción anorrectal, e incluso, en algunos casos la necesidad de maniobras manuales para facilitar la defecación.

Para comprender mejor la consistencia de las heces y facilitar el manejo del estreñimiento se ha establecido la escala de consistencia de las heces de Bristol (Figura 1), donde el tipo 1 y 2 se corresponden con el estreñimiento.

escala de Bristol

Causas del estreñimiento

Las causas del estreñimiento pueden ser variadas. El estreñimiento puede ser un síntoma primario o secundario, es decir, puede aparecer asociado a otros problemas o situaciones. Como por ejemplo:

  • Estreñimiento asociado a trastornos anatómicos: neoplasias, estenosis, divertículos, etc.
  • Estreñimiento causado por la toma de fármacos como opioides, antidepresivos y medicamentos para la presión arterial.
  • Estreñimiento favorecido por ciertos hábitos de vida como el sedentarismo, la mala hidratación o las dietas pobres en fibra.
  • Estreñimiento asociado a ciertas patologías metabólicas, endocrinas o neurológicas. Un ejemplo son las personas con Enfermedad de Parkinson que presentan con frecuencia estreñimiento.
  • El estreñimiento también es habitual en el embarazo debido a los cambios hormonales, por cuestiones mecánicas, ya que el útero presiona el recto, o causado por cierta medicación como antieméticos o suplementos de hierro, entre otros factores.

Tratamiento y prevención del estreñimiento

Cuando se sufre estreñimiento se buscan remedios caseros o soluciones instantáneas, que no siempre son eficaces, para atajar este síntoma tan molesto, pero ¿Qué formas tenemos de solucionar el estreñimiento?

Cambios dietéticos y del estilo de vida

El tratamiento inicial del estreñimiento suele basarse en cambios en el estilo de vida y la dieta. 

El incremento en la ingesta de líquido es una de las recomendaciones. Al menos, en personas que sufren deshidratación se ha demostrado que aumentar el consumo de agua mejora la frecuencia de las evacuaciones.

También se recomienda hacer ejercicio para mejorar el estreñimiento crónico. La actividad física aumenta la estimulación de los músculos abdominales, ayudando a que las heces se muevan hacia el recto. 

La dieta es otro aspecto que se debe cuidar cuando hay estreñimiento. La fibra soluble y fermentable ayuda a mejorar la retención de agua de las heces, formando geles que lubrican y proporcionan volumen, estimulando la peristalsis. Los compuesto prebióticos como FOS, inulina o GOS ejercen una acción beneficiosa al ser fermentados por parte de la microbiota, favorecen el crecimiento de ciertas especies beneficiosas e incrementan la producción de sustancias como lo ácidos grasos de cadena corta que reducen la inflamación y modulan el peristaltismo (Figura 2).

alimentos estreñimiento

Laxantes

Cuando las intervenciones dietéticas y sobre los hábitos de vida no solucionan el estreñimiento los facultativos pueden recurrir a laxantes

Los laxantes osmóticos aumentan la cantidad de agua en el intestino, lo que estimula la evacuación de las heces. Algunos ejemplos son la lactulosa, el polietilenglicol o el sorbitol. En algunos casos, los laxantes osmóticos pueden causar efectos secundarios como gases o hinchazón.

Los laxantes también pueden ser estimulantes (aumentan motilidad) como el aceite de ricino, formadores de masa (aumentan volumen de las heces) como la fibra de psyllium, o lubricantes, que facilitan el paso de las heces a través del intestino.

Entrenamiento o biofeedback anorrectal

En algunos tipos de estreñimiento, especialmente cuando hay dificultad para expulsar las heces, puede ser útil el entrenamiento de los músculos anorrectales. Con esta técnica se aprende a mejorar el esfuerzo de empuje y expulsar las deposiciones de un modo más eficiente.

¿Cómo puedo evitar el estreñimiento?

Aunque no todo está en nuestra mano para evitar el estreñimiento hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar estos síntomas. Como ya se comentó, la dieta rica en alimentos prebióticos, una buena hidratación y la actividad física tienen un impacto positivo en la salud intestinal y mejorando el estreñimiento. 

El uso de probióticos y complementos alimenticios a base de prebióticos también ha demostrado mejorar los síntomas del estreñimiento.

Además, establecer un hábito de deposiciones parece ser una estrategia útil, en este sentido se suele recomendar acudir al lavabo a la misma hora y, generalmente, después de alguna comida para intentar aprovechar el reflejo gastrocólico (cuando los alimentos llegan al estómago se activan movimientos peristálticos en el tracto gastrointestinal).

Alimentos que eliminan el estreñimiento

La dieta es uno de los factores que hay que cambiar en casos de estreñimiento, incluyendo en la dieta alimentos prebióticos. Concretamente, algunos alimentos tienen un efecto laxante y pueden ayudar a contrarrestar el estreñimiento. 

Es el caso de las ciruelas secas, que tienen un alto contenido en sorbitol que actúa como laxante osmótico, además de fibra fermentable como las pectinas. 

El kiwi es otra fruta que ha demostrado aliviar el estreñimiento, gracias a su contenido en fibra. El psyllium es un tipo de fibra soluble que se obtiene de las semillas de la planta Plantago ovata. Su efecto laxante se debe a su capacidad para retener agua y formar un gel viscoso, lo que aumenta el volumen y suavidad de las heces y mejora el tránsito intestinal.

Alimentos prohibidos para el estreñimiento

Algunos alimentos pueden favorecer el estreñimiento. Es el caso del arroz refinado, también el chocolate, algunas frutas como el plátano poco maduro o las dietas con un aporte elevado de carne.

En general, si la alimentación se basa en alimentos ultraprocesados, donde hay un bajo aporte de alimentos con fibra prebiótica, se puede favorecer el estreñimiento.

El papel de los probióticos en el estreñimiento

El papel de la microbiota, por lo menos en el estreñimiento funcional, está ampliamente estudiado. En los pacientes con este problema se describe una disbiosis o alteración de la microbiota y también se observa la afectación de la producción de ciertos metabolitos asociados a ella. Además, las intervenciones tanto con probióticos y prebióticos, como con sinbióticos han demostrado resultados exitosos.

Diferentes metabolitos que produce o transforma nuestra microbiota pueden modular el estreñimiento. Es el caso de los ácidos grasos de cadena corta (AGCC) como el propionato, el acetato y el butirato, que pueden mejorar el peristaltismo y la contracción del músculo liso intestinal al reducir el pH intestinal. También logran mejorar el estreñimiento interaccionando con el sistema nervioso entérico que está formado por millones de neuronas situadas en el intestino. Por otro lado, los AGCC modulan la producción en el intestino de serotonina y hormonas como el péptido YY (PYY) o el péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1), moléculas que desempeñan un papel en la motilidad intestinal. 

Los ácidos biliares también resultan importantes en casos de estreñimiento. Todos conocemos la función que ejerce la bilis en la digestión de la grasas, pero además los ácidos biliares tienen una acción antimicrobiana y estimulan el tránsito intestinal. Por ejemplo, se sabe que controlan el crecimiento de ciertos microorganismos patógenos como puede ser Clostridioides difficile. Además, una microbiota equilibrada será fundamental para transformar los ácidos biliares primarios que no son reabsorbidos a nivel intestinal, en ácidos biliares secundarios. Hasta tal punto parecen relevantes, que en personas con síndrome de intestino irritable que cursa con estreñimiento se describe una alteración en este metabolismo de los ácidos biliares.

Otro metabolito microbiano que tiene un papel en el estreñimiento es el metano. Este gas es producido por los microorganismos metanógenos a partir del H₂ y del CO₂. Estudios en animales y humanos han demostrado la capacidad de este gas de reducir la contracción muscular en el intestino y retrasar el tiempo de tránsito intestinal. En personas con estreñimiento es más frecuente el exceso de metano en el intestino, que se asocia con el sobrecrecimiento de las arqueas metanógenas, lo que se conoce como IMO.

En personas con estreñimiento se describe un tipo de disbiosis o alteración de la microbiota que se caracteriza por una menor proporción de lactobacilos y bifidobacterias, mientras que son más abundantes microorganismos como bacterias entéricas, algunos hongos o, las citadas, arqueas metanógenas.

Uso del magnesio para el estreñimiento

El magnesio es un mineral esencial en nuestro organismo. Algunos tipos de magnesio, aquellos que tienen peor absorción intestinal como los magnesios inorgánicos, pueden actuar como un laxante osmótico. Lo que significa que atrae agua al intestino, ablandando las heces y facilitando su paso a través del colon. Pero además, el magnesio es fundamental para estimular la contracción muscular del intestino, lo que aumenta la frecuencia de las evacuaciones intestinales.

Por lo tanto, cuando elegimos un magnesio para obtener un efecto laxante debemos tener en cuenta que no solo es fundamental su efecto osmótico, también serán de utilidad aquellos tipos de magnesio que muestran mejor absorción y una mayor biodisponibilidad en el músculo.

Bibliografía
  • Barberio B, Judge C, Savarino EV, Ford AC. Global prevalence of functional constipation according to the Rome criteria: a systematic review and meta-analysis. Lancet Gastroenterol Hepatol. 2021 Aug;6(8):638-648. doi: 10.1016/S2468-1253(21)00111-4.
  • Hirayama M, Nishiwaki H, Hamaguchi T, Ohno K. Gastrointestinal disorders in Parkinson’s disease and other Lewy body diseases. NPJ Parkinsons Dis. 2023 May 5;9(1):71. doi: 10.1038/s41531-023-00511-2.
  • Aziz I, Whitehead WE, Palsson OS, Törnblom H, Simrén M. An approach to the diagnosis and management of Rome IV functional disorders of chronic constipation. Expert Rev Gastroenterol Hepatol. 2020 Jan;14(1):39-46. doi: 10.1080/17474124.2020.1708718.
  • Gao R, Tao Y, Zhou C, Li J, Wang X, Chen L, Li F, Guo L. Exercise therapy in patients with constipation: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Scand J Gastroenterol. 2019 Feb;54(2):169-177. doi: 10.1080/00365521.2019.1568544. Epub 2019 Mar 7. PMID: 30843436.
  • Chey SW, Chey WD, Jackson K, Eswaran S. Exploratory Comparative Effectiveness Trial of Green Kiwifruit, Psyllium, or Prunes in US Patients With Chronic Constipation. Am J Gastroenterol. 2021 Jun 1;116(6):1304-1312. doi: 10.14309/ajg.0000000000001149.
  • Gélinas P. Preventing constipation: a review of the laxative potential of food ingredients. International journal of food science & technology, 2013,48 (3): 445-467.
  • Uysal N, Kizildag S, Yuce Z, Guvendi G, Kandis S, Koc B, Karakilic A, Camsari UM, Ates M. Timeline (Bioavailability) of Magnesium Compounds in Hours: Which Magnesium Compound Works Best? Biol Trace Elem Res. 2019 Jan;187(1):128-136. doi: 10.1007/s12011-018-1351-9.
probioticos humanos cuarta generacion bromatech
  • #NBlog
Sensibilidad al gluten no Celiaca, Celiaquía y microbiota
Sensibilidad al gluten no Celiaca, Celiaquía y microbiota
Según el equipo investigador de Pavia, la sensibilidad al gluten no celíaca tiene como causa principal una alteración de la microbiota particular, caracterizado por la disminución de Firmicutes y/o Bifidobacterias productoras de butirato, “lo que conduce a niveles bajos de butirato intestinal”, sostienen. Una vez más...
Leer más
Enfermedad Inflamatoria Intestinal ¿Cómo detectarla?
Enfermedad Inflamatoria Intestinal ¿Cómo detectarla?
Una de las revoluciones que ha vivido la Medicina en los últimos tiempos es la constatación científica de cómo nuestra microbiota trabaja en simbiosis con nuestro organismo, hasta el punto de que puede ser el motor de nuestro bienestar o, por el contrario...
Leer más
Oncobióticos: ¿Qué son y para qué sirven?
Oncobióticos: ¿Qué son y para qué sirven?
La evidencia científica ha demostrado que la microbiota intestinal está involucrada en el desarrollo de procesos carcinogénicos cuando existe disbiosis, pero también modula positivamente la eficacia de la terapia antitumoral si existe eubiosis, ayudando además a prevenir...
Leer más
  • Puede que también te interese
Dermobiota: la microbiota de la piel
Dermobiota: la microbiota de la piel
La piel es el órgano más extenso del ser humano, actuando como protección física, química y biológica ante agresiones externas. Estudios recientes basados en análisis de ADN revelan la existencia de ecosistemas microbianos cutáneos que se caracterizan por una gran...
Leer más
Psoriasis y microbiota: nuevas evidencias científicas
Psoriasis y microbiota: nuevas evidencias científicas
Francisco M. Codoñer y su grupo de investigadores de la Universidad de Valencia (U. Valencia) publicaron en febrero del año pasado un estudio en la revista Scientific Reports que correlaciona
Leer más
Resfriado común: síntomas y tratamiento
Resfriado común: síntomas y tratamiento
Llega el frío, y con él aumenta nuestra preocupación por tener un sistema inmunológico fuerte. Con la llegada del invierno, los resfriados se multiplican, y entre sus molestos síntomas podemos citar la mucosidad o...
Leer más

Mantente al día de las últimas novedades en salud y microbiota con nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y sé el primero en enterarte de todas nuestras ofertas y promociones.